viernes, 8 de agosto de 2008

Dormir con los ojos abiertos

Ayer estuve con unas amigas (y un amigo que, a diferencia de nuestros chicos, cuando las mujeres somos mayoría habla en femenino plural como corresponde). Estuvimos en casa de una de ellas tomando unas excelentes caipirinhas, Brazil… parara para pararaaaaá… Por cierto, una de ellas está pasando por una situación difícil y a sus 31 (¿ó 32?) ha empezado a fumar. En tres horas que estuve con ella se fumó 3 cigarrillos ¡y encima negros…! Asustadita me tiene. Como igual nos echa un vistazo desde la seguridad del bicarbonato, ruego al profesor Cicuta y a los supertacañones que le pongan un poco las pilas, si bien con cierto tacto, que no está pa que le toquen mucho las narices.

A lo que iba, que estaba yo allí tan contenta con mi caipirinha y mi musiquita raja que te raja y viéndola a ella disfrutar impúdicamente de su cigarrillo cohiba y de repente… me tuve que contener para no coger uno. Vamos, que fue sólo un segundo, pero en ese momento se me olvidó que había dejado de fumar, el mecanismo de las adicciones, lo contenta que estaba yo por haber recibido la iluminación y comprendido por fin la verdad de las verdades sobre la abstinencia y todo esto que hablamos por aquí. Así que tuve que recuperar el nivel de conciencia a velocidad de crucero y volver a subir la guardia y a permanecer alerta. No es que pusiera el cerebelo en Defcon 2 pero tuve claro que no me podía despistar. Y me sentí terriblemente cansada de ejercer este control mental constantemente; deseé relajarme del todo y no pensar en el tabaco por un día pero no me atreví. Temí que me sucediera lo mismo que en los sueños en los que fumo, que me deslizo en alguna situación sin prestar atención y cuando quiero darme cuenta estoy fumando y siento desesperación por haber recaído tontamente y sin quererlo. Tengo la sensación de no poder cerrar los ojos so pena de que aparezca Freddy Kruger a ponerme un cigarro en la boca. Necesito pensar que algún día podré relajarme completamente y perder la alerta sin miedo a encontrarme inesperadamente soltando humo por la nariz.

39 comentarios:

Auriga dijo...

Te tuviste que contener porque te apetecía fumarte uno. No porque lo diga yo, sino porque lo dices tú: "viéndola a ella disfrutar impúdicamente de su cigarrillo cohiba"
y ahora viene la labor de desinfección y limpieza de frustraciones varias. Porque con absoluta independecia a los loores a la abstinencia, te porvocaste una frustración.
Resulta sorprendente que viendo que te metías en un ambiente embriagador de músicas, caipiriñas y charletas no dejases enchufadas las alarmas. Pensar que nueve meses de abstinencia van a ahogar años de fumeque es una ingenuidad. La actitud inconsciente de un no fumador en una situación así jamás será coger un cigarrillo. Para llegar a ello nosotros necesitamos mucho tiempo.

Por supuesto, te diré que a mí en situaciones semejantes me pasa más o menos lo mismo; aunque hasta ahora las he visto venir, pero tu experiencia me sirve para seguir vigilante.

PS. Dices que tu amigo a diferencia de vuestros chicos habla en femenino plural como corresponde. No sé si con ello insinúas que a tu amigo le corresponde hablar en femenino dada su naturaleza sentimental; porque hasta que a tu amigo no le hagan académico de la lengua, el femenino plural es excluyente de la condición masculina. O estabais hablando en alemán, que en ese idioma el femenimo plural es el que se utiliza como genérico para nombrar a los dos sexos.
(Ya lo sé, LTF, con este asunto la tendremos liada siempre, pero me encanta)

La Taberna Fantasma dijo...

Auri, querido:

A: Cualquier género lingüístico plural que se refiera a un conjunto de personas de distinto sexo es, por definición, excluyente de un subgrupo del conjunto definido por el sexo. Esto es así en función de criterios de lógica proposicional y de teoría de conjuntos, por lo que a este respecto la RAE puede cantar misa en latín clásico si lo estima pertinente.

B: La solución más incluyente de las posibles es usar el género lingüístico correspondiente al sexo más representado en el grupo, aunque también resulta aceptable la solución aleatoria, es decir, usar cualquiera de los dos de forma incluyente para con el género inexpresado.

C: Mi amigo no tiene ninguna circunstancia sentimental específica que lo lleve a referirse a sí mismo en femenino en estos contextos. Por el contrario, tiene una naturaleza integradora, igualitaria y carente de miedos a las mujeres ni complejos ante el qué dirán los fósiles del cuaternario que se agarran al sexismo lingüístico como si colgarse un plural femenino les menguase el coeficiente intelectual, ya de por sí controvertido, o la longitud del miembro pudendo.

D: Confundir identidad y orientación sexual a estas alturas del partido pretendiendo atribuir el género lingüístico en función de con quién se acueste o se levante cada cual convierte la cuestión anterior en pecata minuta incluso para los extintos neanderthales.

E: Haz el favor de dejar de decir bizarradas que no te pegan nada y darle un toque a la que se acaba de echar a fumar, que es por eso por lo que te pagamos.

Auriga dijo...

No, bonica, no, en castellano, desde los tiempos de la Reconquista el masculino plural engloba a los dos géneros gramaticales.
En el idioma no se aplica la democracia. Nadie se va a poner a contar la mayoría en un grupo de 2350 personas.
El apartado C y D aplícaselo tambièn a "vuestros chicos" que hablan a diferencia de tu amigo.

¿Quién se acaba de echar a fumar? ¡¡Que yo me entere!!

La Taberna Fantasma dijo...

Chato, ni en el idioma ni en ninguna otra cuestión se aplica la democracia hasta que las masas se plantan, que es lo que las masas de servidora se traen entre manos. Sobre lo otro no me hagas hablar que contenta me tienes, contenta...!!
Y haz el favor de releerte la entrada y enterarte de que una mujer no fumadora, inteligente, sana, deportista, hecha y derecha (evidentemente no soy yo) se acaba de dar al tabaco a sus 31 tacos en medio de una situación jodía. Abuelo, póngale las pilas al sonotone...!!

Berto dijo...

Pero la que acaba de empezar a fumar tenía que escribir por sí misma, venir aquí y cantar Yo pecadora he fumado porque ...
Y entonces y sólo entonces Auriga le dirá aquello de fumaste porque eres fumadora y yo le haré los coros: duduá,duduá, no fumes más.
Pero claro así, por alusiones, como dirían en la tele, no vamos a despellejar a nadie.
Supongo que tiene que ser incómodo llevar nueve meses y tener que darte un bofetón en una reunión. A mí con cuatro ya me aburre... También es cierto que la idea de que ya no fumo me da algunos fogonazos de alegría. Para ser justos los momentos de orgullo y alegría son más que los bajones. Claro que tenemos tendencia a contar con una unidad distinta las dos cosas.
El caso es que no fumaste y te tomaste las caipiñas con tus amigos y fue un momento estupendo a pesar todo. Pues de eso se trataba ¿no?

Auriga dijo...

Prepararsus, que voy.

A tu amiga de 31 o 32 años que se ha lanzado a fumar tabaco negro porque está pasando una situación difícil me la dices que más se perdió en Cuba y volvimos cantando. Que es muy dueña de pasar las situaciones difíciles que quiera, como hacemos todo el mundo, cada uno según sus posibilidades de hacer el idiota en este valle de lágrimas. Que ponerse a fumar ahora, no le va a solucionar la situación difícil, sino que más bien dentro de un tiempo va a estar como tú comidita de los nervios por querer fumar y cogiendo inopinadamente cigarrillos.

Pero que sepas, querida Taberna Fantasma (ahora sí me salió), que el elemento común de todos los que localizan amigas para tomar caipiriñas, contar situaciones difíciles y fumar tabaco negro, es que luego hacen lo que les da absolutamente la gana, con respecto al tabaco, a la situación difícil y al cristoquelofundó.

El resto de lo que tenía escrito me lo callo.

Auriga dijo...

En esos tironcillos de que parece que vas a coger un cigarro, lo que suelo hacer después del ¡qué espanto, diosmío, nooo! es darme un minuto (uno sólo) para pensar con serenidad qué es lo que pensé cuando parecía que iba a cogerlo y qué es lo que hubiera conseguido de haber fumado. Es decir, la teoría pero puesta in situ. Con ello he conseguido llegar al razonamiento de que ha habido un impulso, es cierto, pero que realmente no tengo deseos de fumar ni seguir al impuso hubiera sido placentero. Me he dado cuenta de que con la costumbre la respuesta de rechazo al impulso también se hace instantánea.
Me imagino que cuando no ocurra así es que el impulso ha sido algo más que un acto reflejo y habrá que tomar otras medidas.

En el caso de la amiga de situación dificultuosa, esta ha conseguido metiendose nicotina para el cuerpo rebajar la ansiedad, que es lo que hace la nicotina, pero ella sabrá si le va a compensar una posible adicción como siga insistiendo. Para lo mismo le estaba sirviendo la caipiriña y tambièn le hubiera servido un chute de heroína. Quizá debería investigar otras formas más naturales de rebajar la ansiedad.
La primera de ellas podría ser leerse el carpe diem de Horacio dedicado directamente a ella con el apodo de Leucónoe.

No indagues, Leucónoe, no es lícito saberlo,
qué plazo a ti o a mí nos han otorgado los dioses,
ni consultes los cálculos babilonios.
¡Cuánto mejor es aceptar cualquier cosa que ocurra!
Sea que Júpiter te haya reservado muchos inviernos,
ya sea éste el último,
el que ahora amansa, en los opuestos escollos, al mar Tirreno:
sé prudente, filtra el vino;
no pongas gran esperanza en el breve espacio de la vida.
Mientras hablamos habrá huido, envidioso, el tiempo.
Goza el hoy; mínimamente fiable es el mañana.

Berto dijo...

Es una gran idea empezar a fumar con 31 años, es mejor si se empieza, como yo lo hice a los 15. Ya se sabe que para ser un virtuoso hay que empezar muy joven. Así vas a descubrir lo que es la marginación de los fumadores, puede que desarrolles un cáncer o alguna patología similar y te vas a gastar un montón de dinero.
Por si no lo había pensado, puedes comprarse un vestido de Valentino, de Armani o de Dior por lo que va a gastarse en tabaco el próximo año. Si bien uno de H & M está bien, que nadie lo discute, que quede claro que vestir de Armani no provoca cáncer.
Claro que cada uno es muy libre de tirar el dinero en lo que quiera, pero que no se engañe pensando que genera empleo en el tercer mundo porque no es así, este es un trabajo mecanizado y dónde va a generar empleo es en la sanidad dentro de unos años, eso si no se privatiza, porque si seguimos así a lo mejor tiene que vender hasta la casa de sus padres para pagarse el tratamiento. Pero mira, también es verdad que una vez en la vida uno puede darse una fiesta como está mandado y tirar la casa por la ventana.
Yo le propondría que me diera a mi ese dinerillo que yo le consigo un viaje para dos personas a Cancún o vete tú a saber dónde. Pero mejor no, porque el sol también puede dar cáncer de piel, que es hasta más feo porque se ve por fuera.
Y ahora que está descubriendo el mundo de las adicciones le recomendaría que se dejara de cosas tontas y mal vistas como el tabaco. El alcohol es una verdadera maravilla, dices unas cosas fascinantes, te vuelves sexi...
Pero si lo que de verdad quiere es estar a la moda que mire los grandes iconos como mi adorada Amy Winehouse, de ella se puede aprender un montón.
Si, querida 31, empezar a fumar a esta edad es un poco tarde pero si lo haces con verdadera dedicación en un momento te pondrás a la altura de todos nosotros y como solemos decir los fumadores: de algo hay que morir. Así que si tienes algo peor o un accidente o lo que sea no tendrás que pasar por la angustia y la ansiedad de un largo proceso de desintoxicación.
Bienvenida al infierno, querida.

Fénix dijo...

Taberna, yo creo que llega un momento en que el movimiento de la mano hacia la cajetilla ajena deja de ser automático. Es decir, que puede que te apetezca echar un piti, pero para hacerlo tendrás que poner en marcha una cadena de actos y decisiones conscientes, no te sucederá sin que te des cuenta. En cualquier caso Auriga tiene razón. Es ingenuo pretender que tus años de fumadora van a quedar postergados por unos meses sin tabaco. No pierdas la esperanza, que digo, la seguridad de que algún día podrás tomarte unas copas con la tranquilidad de no recaer si no quieres. (He dicho UNAS copas, no MUCHAS copas)
En cuanto a lo de tu amiga, es de juzgado de guardia. No sé cuál es su problema pero si sigue fumando tendrá dos problemas por el precio de uno.

Gabriela dijo...

Epa, epa…
¿Dónde andan todos? ¿Qué este viva la Pepa? Desde ayer viernes a la tarde, que leí a las voladas los últimos comentarios, hasta ahora tenía ganas de comentar algo acerca del pedido de auxilio de Tabi para su amiga porque la discusión posterior acerca del género y las desopilantes reflexiones de Auri y Berto por el tema “volverse un fumador al 30” dejaron como desvanecidos los dos asuntos.
Yo creo que realmente es raro el pedido. Es una regla bastante elemental en el mundillo de las adicciones el principio de que nadie que no pida ayuda podría ser ayudado. Pero igual siento que no dimos respuesta a la angustia de Taberna, más allá de si cabía salir como cruzados a sacarle el pucho de la boca a todos los seres queridos que quisiéramos ver liberados del tabaco. De verdad que leí muy rápido ayer entre un trabajo y otro, y llegué muy tarde anoche, y esta mañana salí y temprano a trabajar otra vez, pero en varias oportunidades pensé en el pedido un tanto extravagante y en la sensación de no haber dado respuesta. Sigo creyendo que no hay mucho que hacer si es que esta chica misma no se pone a querer primero. Pero también me pregunto qué es lo que hizo a la Taberna - que no es ninguna despistada y conoce este principio elemental – apareciera por acá pidiendo ese socorro en la misma entrada en la que: se plantea la dura perspectiva de vivir en adelante siempre pendiente y en vigilia, y relata el pequeño acto reflejo que entre caipirinhas y musiquitas pudo derivar en catástrofe. Y la única respuesta que encuentro – más allá del cariño y el afán de protección que uno siente hacia los amigos – es que el que el fumar de tu amiga, Tabi, te hace sentir amenazada en tu convicción. ¿Podrá ser?. Es solamente, como vos decís, una ocurrencia. No llega a ser una idea porque no tengo más elementos. Y lo digo sin maldad y sin complejos. Pero releo y releo y algo sigue sin cerrarme de ese comentario inicial, de la batalla de géneros que sobrevino mezclada con respuestas ácidas, y después el supersilencio.
Tal vez es solamente que el tema no dio para más, o que entre el verano y el fin de semana allá no haya habido mucho que ponerse a blogear, pero yo quería volver sobre esto para plantear lo que acabo de plantear.
Por lo demás, Tabi, tesoro. Como ya sabés, vivo en una esquina bastante transitada del tercer mundo y desde hace mucho tiempo acompaño técnicamente a una red de mujeres de sectores excluidos que trabajan temas de género. Salud reproductiva, violencia familiar y discriminación más específicamente. Te lo digo con una mano en el corazón, no creo, no puede creerse seriamente transitando la realidad de estas mujeres en el cotidiano, que nada vaya a resolverse ni un poquito escribiendo arrobas en vez de todos, o todos y todas, o sencillamente todas. Podríamos inventar un modo nuevo, incluso, como “todes” o “todis”, y ni así. Acá los machos latinos se emborrachan de impotencia y golpean, violan y embarazan a sus mujeres, y las mujeres tienen cantidades industriales de hijos a los que golpean con frecuencia, y ellos a su vez aprenden a golpear a sus hermanas mujeres y así infinitamente y , parecido a como lo describía Galeano , entre todos patean al perro. Ojalá, ojalá se resolviera con un tod@s. Pero desde este lado del charco, lo que hace falta es mucho trabajo, mucho reconstruir, mucho acceder a la educación, mucho revertir este “la vida no vale nada” para plantearse la equidad seriamente. Y ahora sabiendo además lo que cuenta Auriga, que Hitler en perfecto alemán y llamando todas a todos se mandó la que se mandó, ni hablar de perder el tiempo discutiendo sobre el punto. Al menos para mí. Yo no me detendría en eso. Aunque chicos, y a los varoncitos les digo ahora. Ey….muchachos, esos chistes un poco machistas un poco homofóbicos y bastante pavotes, vienen sobrando. Digo.

La Taberna Fantasma dijo...

A ver, a ver, no nos confundamos... Que es verdad que los chicos y yo nos decimos muchas cosas ácidas por estos andurriales pero esto es así porque nos queremos, si no, no sería posible. El silencio que detectas, Gabi, supongo se debe a que es fin de semana y de agosto. Por mi parte, he tenido un par de malos días por motivos ajenos al tema y no he tenido ganas de escribir ni de nada más que nanear y dormir.
Respecto a lo que me comentas, no es que ver fumar a los demás ponga en peligro mi convicción porque esa apetencia opera a un nivel más inconsciente (de ahí el miedito), y además me pasa con mi amiga 31 y con todo el mundo que fuma, que en cuanto bajo la guardia me encuentro pensando en el tema. Os pedí que le diérais un toque simplemente porque lo hacéis con más gracia que yo y porque la mayoría de la gente presta más atención objetiva a perfectos extraños que a sus personas cercanas (así es tristemente, queridos y queridas).
Respecto a mi propia angustia, a veces la escribo sólo para sacármela y también como aviso a navegantes. A estas alturas no espero que nadie me dé una receta mágica para que mi mono se adormezca, y no olvido que cada uno somos actores de nuestra propia abstinencia. Sólo lo cuento para que la reflexión al respecto pueda ser colectiva, que es a lo que venimos, y para dar a los chicos motivo de despelleje, que si no se me aburren y les da por fumar.
Y por último, Gabi, querida, sin ánimo de polemizar... es obvio que la desigualdad no se soluciona únicamente cambiando el lenguaje, pero yo tengo claro que el empoderamiento de las mujeres comienza por nuestra propia forma de pensarnos, de idearnos y de expresarnos a nosotras mismas, y eso es en femenino, reivindicando protagonismo en todos los ámbitos y también en la lengua, porque yo no puedo pensarme como "un abogado", no hay más que verme. La igualdad es todo el camino, no sólo el destino.
Inciso para anécdota: Cuando en una comunidad de neolectoras te expresas en plurales incluyentes, al principio todas y todos se miran sorprendidos hasta que captan el sentido, y es un instante mágico aquel en el que la primera mujer del grupo utiliza ese plural, porque acaba de interiorizar el hecho de que ella también cuenta. Y a partir de ahí será ella misma la que exija las inversiones en educación de las que hablas... (Perdonadme todos y todas, pero soy una apasionada del lenguaje y creo que cambiar la lengua contribuye a cambiar las ideas)
A pesar de todo captaste el puntito homofóbico frustrante del comentario de Auri, ese que no le pega nada de nada. ¿Y qué me decís de nuestro nuevo compañero? Inasequible al desaliento, al machismo lingüístico y a la lluvia ácida nuestro Fénix continúa pasándose por aquí. La segunda quincena se va a quedar esto vacío del todo, que servidora se pira...!

La Taberna Fantasma dijo...

Olvidé deciros que en casi todos los ámbitos en los que me muevo y con las personas con quienes me relaciono, el uso de plurales inclusivos y el esfuerzo por erradicar el sexismo del lenguaje es una cuestión absolutamente indiscutida y asumida pacíficamente por todo el mundo. La resistencia que encuentro aquí me resulta francamente pintoresca.

Fénix dijo...

Aunque ella diría que no le hace falta y sería verdad, vengo en auxilio de la Taberna, que cada vez que se suscita esta cuestión se las tiene que ver solita con todos vosotros y con todas vosotras, que es aún peor... Lo cierto es que en mi ámbito de relación ocurre lo mismo, todo el mundo tiene esto asumido y el que continúa hablando en masculino es por vaguería, no porque no tenga claro que es justo y necesario (amén). Los momentos risibles se dan sólo en época electoral, con los excesos pluralísticos de gentuza que hasta ese momento y por ganar votos no habían reparado en este asunto. Para mí como hombre fue un auténtico shock mental descubrir cómo los sutiles mecanismos del lenguaje perpetúan las desigualdades. Por otra parte me sentí liberado de no tener que ser siempre el centro de todo y enseguida me sentí cómodo siendo "lo otro" de vez en cuando. Así que yo encantado y halagado de que me llames en femenino.
Volviendo al tema inicial de la entrada de Tabi, a mí me resulta muy útil leer las disquisiciones de gente que me lleva ventaja en esto. Trato de ponerme en el lugar y me doy cuenta de lo mal que lo enfoqué las otras veces. Tampoco espero encontrar soluciones 100% eficientes e indiscutibles, pero aprendo mucho leyéndoos, aunque a veces no encontremos respuestas. Auriga, por cierto, no me escaqueo del picadillo que me hiciste en la entrada anterior. Antes de irme de vacaciones ya os escribiré al respecto, que me vendrá muy bien.

Mafi dijo...

9 meses .... por un lado es mucho tiempo sin fumar pero por otro no el suficiente como para sentirse fuera de peligro. Pasarán los meses y llegará un momento en que incluso olvidarás que alguna vez fumaste. Prometido. Y tendrás gente alrededor que fuma y no sentirás ninguna gana de coger el cigarro porque recordarás por lo que has tenido que pasar para llegar donde estás ahora. Y entonces, llegará otro día en que sentirás que lo tienes del todo superado, sabrás que nunca jamás volverás a fumar y que has ganado la batalla. Es ahí donde puede haber peligro, cuando ya pienses en el cigarro y no lo veas como amenaza sino como una victoria personal. Por tanto, llegará un día en que estarás liberada de los pensamientos que te atormentan ahora porque realmente ya no querrás fumar pero relajarse el 100% ..... me temo que ese momento no llegará nunca. Puede ser que tengas 58 reuniones con fumadores y no sientas ganas pero cuidado con la 59, si andas del todo relajada puede aparecer por sopresa la voz profunda y ronca, con gargajillo de nuestro Golum particular que te diga: "¿ves? a tí esto ya no te afecta. Fúmate uno que está muy rico, que mañana seguirás con tu vida como si no hubiera pasado nada".

Ese es el problema. Ahora tienes todas las alarmas encendidas y estás alerta. En el futuro podrás desconectar pero una pequeña alarma, pequeñita, pequeñita, de detección de movimiento, siempre deberá estar encendida.

Es la cruz del adicto, chata.

Berto dijo...

Cuánto bueno por aquí, si hasta hay polémica y todo. Parece que todis estamos empezando a volver de este letargo veraniego y que a parte del tema del tabaco ninguni puede evitar esta controversia de los plurales. Por cierto la terminación en -es en mi Asturias natales femenino plural (la pita, les pites) por eso me decanto por la otra opción. Propongo también que dejemos de utilizar estas incómodas H que no suenan, ni saben, ni uelen, ni acen más que molestar y ya puestos que las B y las V que suenan lo mismo las con#irtamos en # que no es ni uno ni otro. #isto, lo #isto y puestos a reformar *o creo que también pod*amos camb*ar esta tonter*a de la y/i que tam#*én suenan lo m*smo. Este foro de#er*a con#ert*rse en un a#anderado del leguaje justo y razona#le.
Aur*ga, por fa#or la reforma de las j/g * las c/z la puedes acer tú, es que *o me esto* aciendo un poco de l*o. D*os m*o tamb*én de#ríamos tener en cuenta que la c/k/z…

La Taberna Fantasma dijo...

Fénix, gracias por el cuartelillo, se agradece, majo (uff, qué caló...).
Mafi, corro ipso facto a comprarme un sensor de movimiento y dos cascabeles pa los gatos para evitar confusiones.
Berto, dirás lo que quieras, pero cuando puse el cuadrito azul de "Cuida tu escritura" bien que me lo alabaste... jeje...

Abelardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abelardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Taberna Fantasma dijo...

Arroba, bájate del cheslón de mi Olivio...!! (es que no hablo francés tampoco) Abelardo, haz el favor de controlar a tu perra, que al menos tenemos 3 gatos por aquí.

Berto dijo...

Klaro ke s*. Tod*s de#emos acer un esfuerzo por cu*dar nuestri lengua kaste@ana. Kreo ke #amos a tener ke pensar en ll/y que tam#*en suenan lo m*smo.

Berto dijo...

Propongo que en bez de aprender una nueva he incómoda normativa, kada cual utilize el jénero, el número y la hortografía como se le de porla gana.
Taverna siéntete livre. Me as conbencido de ke nosotras debemos de ser integradores. Grazias a Dios esto soluziona los problemas de estas mujeres de las que ablaba Gabriela.
Komo me gusta colavorar con la vuena marcha de la umanidad.

Gabriela dijo...

Berto tampoko es parrra k me ponjas de mala honda con lataverna k es una amija y kompanieris inkreible...Lo k kiero dezscir (no me decido entre ese, zeta o ce, porque en Argentina suenan todas igual) dezcir, es k no se rresolberan las kosas del todo pero algo ashuda nonvrarlo todo komo ke todo el uniberso fuese femeninis para mejorar el mundo k es barón i es una porkeria yena de jente ke toma kaipirinia y fuma lo mas trankilis sha no zolo desde pekenio cino dezde la eda adulta intentandis bensernos mientras nostris nos mantenemus virtuosus y linpios de umo.
NO DOY MAS. ES MUY DIFICIL ESCRIBIR ASÍ, Y MAS AUN RIENDOSE A CARCAJADAS.
Ahora sí. Taberna, lo que yo pienso son varias cosas: una, es que hay muchas maneras de poder llegar a pensarse desde otro lugar, y que todas las maneras aportan y son válidas pero no únicas ni fundamentales en sí mismas sino que van unas y otras dialécticamente csntruyendo según los ámbitos y las personas.
Otra cosa que creo es que tal vez donde encontrás más resistencia es entre las personas que al ser un poco mayores somos también un poco menos flexibles a este tipo de cambios. Y otra cosa que creo para mí, es que la igualdad no es el destino ni es el camino, ni se construye ni se conquista. La igualdad es. Y en todo caso en lo que creo es en el camino de lucha por hacer que se respete, sea del género que sea. Quizás es en ese punto donde para mí no es tan importante como para vos la forma en que se exprese. Digo, me enredé. Pero no creo en los géneros. Creo en la igualdad. Pero es una creencia, nomás.

Otr@ tem@: ¿Y Auriguis? ¡¡¡¡¡AURIGAAAAA!!!!!

La Taberna Fantasma dijo...

Auriga está desaparecido en combate. Lo último que dijo fue "goza el hoy, mínimamente fiable es el mañana" y nunca más se supo. Con tal declaración, lo mismo está de fiesta rave en Ibiza que de juerga flamenca en el Sacromonte, que hincándose unas centollas en Vilagarcía de Arosa. Aunque también cabe que pensemos cosas feas y malas de las que infestan nuestras peores pesadillas. Auri, si no apareces en breve nos preocuparemos y tendremos que enviar una Comisión de la Orden Milenaria de la Boca Grande (y fresca) que irá a buscarte allá donde tú y tu pobre y asmático gato os estéis despelotando de risa o lloriqueando por las esquinas, que todo puede ser... Por lo menos ficha, hombre, que nos tiés preocupaossssss y preocupásssss
Y a l@s que escriben en código morse, haced el favor, que se me clavan como unos alfileritos en las córneas sólo de leeros...

Berto dijo...

¿Dónde está mi broncíneo portador de las riendas de su destino? ¿Dónde habrá ido mi cruento y certero contrincante de lengua de afilado acero?
¿Dónde reposará el incansable guerrero de las vigilantes palabras?
Oh, astros que titiláis arrogantes en la noche de la ignorancia guiad mis lúgubres lamentos para que iluminen el camino hacia el amigo nauta.

Auriga dijo...

¡¡¡Que sí!!!! Que estoy aquí. Sin fumar y sin na. Pero me voy de vacaciones el jueves y tengo que hacer todo lo que no he hecho mientras he estado aquí de charleta.
Os he estado leyendo, no os creáis.

PS. ¿Eso es de Homero, no, Berto?

Gabriela dijo...

Ah, bueno...¡Pero qué bueno que estbas ahí! Llegaba a ser que estabas de rave en Ibiza y que no habías ivitado, y me pongo a fumar de la envidia.

Gabriela dijo...

Perdón por los errores de tipeado. Tabi, esto no fue a propósito. Mi teclado está un poco arisco. Me encanta que cuidemos al escritura. Besos.

Administración (LTF) dijo...

Ajá, ahora son errores de tipeado, eeeehhh...?? No me fío de vosotros ni de vosotras ni un pelo o pela.
Auri, menos mal que has aparecido, ya podemos despedir a la detective (habrías notado que te seguían, ¿no?), que nos cobra una pasta gansa.
LTF
(Disculpad que publique como Administración, pero es que si cambio ahora de claves tengo que desmontar un tinglao que estoy liando.)

Berto dijo...

Querida Latifah, la detectiva acaba de llamarme y dice que no sabe con cuál de tus personalidades firmó el contrato y cuál tiene que pagarle sus honorarios. Dice que le transpira el pistilo tu bipolaridad y que o cobra o nos quema el ¿cómo dijo?... algo parecido al maldito establecimiento.

Gabriela dijo...

Berto, no jorobes porque la ADMINISTRADORA sabe perfectamnte que se dice "LA dectetivis" y no "la detectiva" a esa persona que anduvo siguiendo a LA Auriga que por suerte ya apareció. Así es que pagamos y mantenenemos el establecimiento sanito y sin humo hasta que vuelva LA Taberna que, pobre, ha huido con los estiletitos clavados en los ojos y no sabemos por dónde andará.

Berto dijo...

¿Y al final la de 31 sigue fumando o lo ha dejado? Porque yo todavía la imagino sentada en la piscina con su caipiriña y fumandose el cohiba.
Queremos leer el capitulo 2 de "Impúdica fumadora de piscina"

Auriga dijo...

La de 31 seguirá haciendo lo que le salga del petigrís, que es lo que ha estado haciendo hasta ahora.

Aquí el problema es que a una señora que esté dejando de fumar le dé un ataque de empatizamiento que me caló hasta los huesos que un poco más se fuma a la 31 (¿o 32)por los pelos.

A estas edades me he dado cuenta ya que para ayudar al personal lo primero que hay que tener es seguridad en mí y en lo que hago.

La famosa frase “ama a tu prójimo como a ti mismo” se ha tergiversado -no sé por qué- a la idea de que lo importante es desvivirse por el prójimo y olvidarse de uno mismo. Cuando muy al contrario, si no te quieres a ti mismo que te des besos por los rincones el amor al prójimo “como a ti mismo” será un amor de esos de aquí te pillo aquí te mato.

Y en el mismo momento mismamente que a mí me da por coger un pitillo, me pongo de pie y a la de 31 (o 32?) le digo, mira mona, por mí fúmate las bragas si quieres, pero a mi me ha dado un yuyu y me voy a tomar el aire. Seguro que después de pensar de mí lo que no está en los escritos, meditará si le conviene seguir haciendo la gilipolluá.

Berto dijo...

¡Qué vehemencia!

La Taberna Fantasma dijo...

Pero si a mí no me dio ningún ataque de empatizamiento, es que yo soy empática de por mí misma y en mi mismidad. Hombre, si la susodicha reniega en arameo y se resiste a la ayuda, pues sí, que la atienda Rita, pero la pobre no se ha resistido por el momento y si una no está dispuesta ni a decirle a una amiga que no empiece a fumar que es mu malo, tenerla a una de amiga es como tener un tío en Graná, que ni tienes tío ni tienes na. Y digo yo que entre vivir entregada al prójimo incluso contra su voluntad y ser una egoísta recalcitrante podemos practicar el in medio virtus (¿no?) Que eso de confundir autoestima con egoísmo es un invento de la cosa posmoderna y a mí me pilló ya mu revenía.

Auriga dijo...

¿Si a Berto, a causa de un chisporroteo eléctrico, se le pegase fuego la melena, debería considerarse como una recaída contumaz, como un desliz, como un apaga y vamonos o como un cambio de look?

Datis de cuestion

Auriga dijo...

A ver.
Egoísmo: Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.

Autoestima: Valoración generalmente positiva de sí mismo.

El in medio virtus suena a "ni chicha ni limoná"

Porque de los de la desmedida entrega de amor al prójimo a todas horas (pesaos y atosigantes son) basta con mandarles un rato a la India para que se les pase, y de los egoístas basta con salir huyendo sin más explicaciones.

Pero esos del siesnoés, del mucho te quiero perrito pero de pan poquito, y ahora sí porque te bailo el agua. Esos, aburren a las ovejas y encima no los ves venir.

Gabriela dijo...

Tabi, comentale por favor a la 31 que si ella cometió la bobería de seguir fumando, ha hecho indirectamente que acá un club de veteranos al que ni siquiera conoce, se haya mantenido entretenidísimo, divertido y sin fumar.
Si eso no es generosidad, ¿dónde estaría? ¿Ves Auriga que con tu egoísmo así, la cruzada no funciona?

Auriga dijo...

Pues nada, Taberna Mía, dile a tu amiga la 31 (¿o 32?) que siga fumando sin parar para entretenernos y divertirnos y seguir sin fumar. Dile que es la Teresadecalcuta del blog, seguro que la animará

La Taberna Fantasma dijo...

Sois de lo peor de la internés, queridos y queridas. Y como sigáis así me vais a espantar al Fénix y aquí no viene ni el tato, que dais mucho miedito, panda de posmodernos y posmoderna...