sábado, 2 de agosto de 2008

El placer es el inicio de todas las adicciones

Extracto de entrevista con Rafael Maldonado, Farmacólogo, publicada en El Periódico el 10/06/08. RM es catedrático de Farmacología en la Universitat Pompeu Fabra e investiga los cambios que origina el consumo de drogas en el comportamiento de las personas.
* ¿Existe vinculación entre las adicciones y los trastornos afectivos?
Sí, claro, hay una vinculación tremenda. Un sujeto adicto tiene una enfermedad que se llama adicción, que está incluida en los criterios que definen la patología mental. (...)

*¿Cómo se inicia una adicción?
Es una enfermedad compleja que depende de la vulnerabilidad genética individual, del grado de aceptación e integración social que tenga la droga y de que sea accesible. (...)
*
¿Qué pasa por la mente de quien sabe que el tabaco puede provocar cáncer pero sigue fumando?
La adicción le ha cambiado los circuitos cerebrales que controlan su comportamiento. La vida racional, eso que nos hace ir cada mañana al trabajo aunque no nos apetezca, depende del córtex cerebral, pero hay otra estructura, el sistema límbico, que rige las emociones y la vida instintiva. En los sujetos adictos, la vida instintiva y emocional domina el comportamiento. La droga provoca un sentimiento placentero y ahí no hay raciocinio que valga. Eso es superior a la conciencia de riesgo.

* ¿El objetivo inicial de quien toma una droga es sentir placer?
Sí. Siempre. Y todas son susceptibles de dar placer, aunque el primer cigarrillo no siente bien. El placer es el inicio de todas las adicciones. Una vez creada la dependencia, la droga golpea y cambia el circuito límbico del cerebro, el que percibe el placer. Lo altera y, poco a poco, el sujeto que consumía droga para disfrutar, lo hace para no encontrarse mal, que es diferente. En un adicto, el placer ha desaparecido, está siempre mal, y toma la droga para encontrarse normal, lo cual es un drama.

* Hay quien fuma porque dice que eso le quita la ansiedad.
La nicotina disminuye ligeramente el estado de ansiedad a los fumadores, pero les provoca una adicción. Trátate la ansiedad, pero no fumes.
Ver artículo completo

22 comentarios:

La Taberna Fantasma dijo...

Querid@s tod@s, aquí os dejo un artículito que localizo gracias a dejardefumar2.blogspot.com (a la derecha tenéis un listado de blogs, es el primero) donde tienen una muy interesante recopilación de noticias sobre el tabaco.
Me ha llamado la atención porque menciona ciertas cuestiones que han sido esenciales para mí en este mi tercer intento de dejar el tabaco.

La primera: El tabaquismo es una adicción, por tanto, una enfermedad que, además, está incluida dentro de las patologías mentales. No tiene nada que ver, por tanto, con cuestiones morales o con lo que cada cual entiende por vicio, por pecado capital o por atentado kármico. Tampoco con calificaciones personales acerca de la válía o capacidad de cada uno.

La segunda: La adicción modifica la relación entre raciocinio, placer y comportamiento.
Esto quiere decir que no me puedo fiar de mi propia capacidad de razonar, pues está siendo afectada por la adicción. También quiere decir que es más que recomendable dejar de fumar con ayuda externa especializada que sirva de contraste a mis percepciones.

Yo concluyo, y esto es, creo, lo que ha sido más valioso para mí, que para superar esta adicción (y supongo que cualquiera) hay que armarse de estrategias de tipo mental, con independencia de la fuerza de voluntad. Es decir, conocimiento y documentación que aporten claridad de conceptos, estrategias cognitivas y de conducta que nos ayuden a detectar cuándo nuestros pensamientos y emociones están siendo alteradas por la adicción, a desmontarlas y a actuar de un modo realmente racional. También concluyo la conveniencia de aprender formas de combatir el estrés y la ansiedad de un modo más consciente, inocuo y sostenible que con los ansiolíticos, que nos vendrán bien para la fase inicial de la abstinencia pero no es deseable que nos acompañen el resto de nuestra vida, a ver si vamos a cambiar una adicción por otra...

Berto dijo...

Curiosamente ayer una de mis mejores amigas dejó de fumar y le contaba mas o menos esto mismo que tu dices. El darse cuenta de que no se trata tanto de fuerza de voluntad como de estar informado de lo que en realidad uno está pasando es una de las claves para enfrentarse a ello.

Auriga dijo...

Totalmente de acuerdo menos en la repetidísima frase "a ver si vamos a cambiar una adicción por otra". Por dos motivos: el primero, que una medicación con psicotrópicos la lleva un especialista, conoce la posibilidad de adicción y sabe como soslayarla; segundo, que una adicción a las benzodiacepinas, por lo menos es más inocua.

Lo digo porque esta frase es utilizadísima por los espíritus sutiles que, después de haberse metido en el cuerpo lo que no está en los escritos, de repente se hacen reacios a cualquier tipo de tratamiento que ponga en peligro la integridad natural de su organismo.

Personalmente, si para dejar de fumar me asegurasen que es definitivo un chupito de aguarrás, me lo metía, porque estoy convencido de que mi cuerpo diría: aguanta que este vien con otra de las suyas.

La Taberna Fantasma dijo...

Mi querido Auriga, según anécdota que me traslada un amigo, a cierto alcohólico en fase inicial de abstinencia, su médico le dijo que si estaba muy nervioso se podía tomar una copa. Se ve que este era un caso de alcoholismo con control médico.
Servidora no duda en acudir a la medicación necesaria y prescrita por un profesional si el caso lo hace necesario, que mi buena caja de lexatin me pimplé yo en los momentos más duros del mono. Peeeeeeero por lo que yo abogo es por asumir que las circunstancias que nos generan ansiedad y estrés siempre estarán presentes en nuestra vida, si no son unas serán otras, y no podemos depender eternamente de los ansiolíticos para controlar nuestra respuesta a estímulos que son connaturales a la existencia; por el contrario, creo que debemos tratar de aprender a regular esas respuestas por nosotros mismos en la mayor medida posible. Si no sabemos cómo, pues se aprende, que para ello hay métodos de todos los orígenes culturales.

Gabriela dijo...

Claro, como la ayahuasca, por ejemplo. Jij.

Auriga dijo...

Ahí le duele...

La Taberna Fantasma dijo...

Por lo que he visto yo en la tele, la rolloguasca muy relajante no parece, no... Podéis ver la cara de los atrevidos investigadores tomando unas copas con el Santo Daime en http://es.youtube.com/watch?v=mNMFfPNHLDU (vídeo en 4 partes, paciencia).

Por el contrario, parece que la necesidad humana de relajar el cuerpo y la mente ha estado presente en todas partes del mundo a lo largo de todas las épocas. Por eso podemos encontrar formas de relajación más o menos sistematizadas, más o menos formales, y más o menos vinculadas a tradiciones místicas o religiosas en todos los contextos culturales. Os dejo alguna muestra.

Relajación Progresiva (Jacobson, Berstein y Borkovec - EEUU)
Entrenamiento Autógeno (Schultz – Alemania)
Meditación Zen (China – Japón)
Tai-Chi (China)
Yoga (India)
Hidroterapia (Antigua Grecia, antigua Roma, región noreuropea, próximo y medio Oriente).
Masaje (Originado en muy distintas culturas)
Natación (Idem)
Rezo del rosario (España. Así somos nosotros, abiertos e innovadores)

También os recomiendo vivamente el extraordinario artículo del Dr. Alberto Amutio Kareaga en http://www.editorialmedica.com/Cuad-62-63-02-Trabajo3.pdf

Habrá quien contemple estas cosas como modas new-age o prácticas místicas que sólo tienen sentido en su propio contexto simbólico. Allá cada cual con sus apreciaciones. Para mí la meditación o la relajación mental son una estrategia físico-cognitiva más a través de la cual trato de aprender a responder a los estresores vitales sin muletas (sin tabaco, sin alcohol, sin compras compulsivas, sin tele, sin neuras, sin adicción al trabajo, etc).

Al final, el área filosófica occidental ve con escepticismo los enfoques que prestan atención al autoconocimiento y al aspecto psíquico de la persona porque ya Aristóteles, Tomás de Aquino y sus piadosos sucesores se encargaron de dejarnos claro que el cuerpo y la mente no tienen nada que ver entre sí (ni la filosofía con la ciencia tampoco), que la mente es de dios y el cuerpo del demoño. Que si queremos relajarnos podemos recitar nuestros propios mantras religiosamente correctos en misa o en la intimidad del hogar, rosario en mano. Y así, los espíritus no teístas no tenemos más remedio que emigrar a culturas lejanas más integradoras o bien darnos al senderismo y a la mística de la naturaleza, con el consiguiente retorno al reino de lo pagano (No insistáis, voy a apostatar igualmente).

Auriga dijo...

¿Y con esto Lataber ya se deja de fumar definitvamente, o solo es por conseguir una buena empanada?

La Taberna Fantasma dijo...

Con esto se deja hasta de ver la tele. Para lo de la empanada te dejo este enlace, que tienes que alimentarte que me tienes preocupá...
http://www.pistoynopisto.com/index.php/2005/04/24/empanada_de_bacalao_con_pasas

(No te quejarás, que es una receta patria...)

Berto dijo...

Por Dios, me despisto un poco y ya os tengo entregados al culto al pisto. La idolatría y el politeísmo nos asedian, en una mano el rosario y en la otra la cuchara.
En verdad os digo, hijos de vuestras madres, que relajarse es abrir las puertas del vicio y de la iniquidad, y que por ellas entrarán legiones de seres con dañosas conductas que os arrastrarán al Seol.
Lataba, reza, tú reza que verás como todo va mejor. No falla, además debes mandar este post a siete impíos y vigilar que cada uno de los siete lo envíe a otros setenta veces siete.
Una mujer en Toledo(Michigan) rompió la cadena y tuvo que tirar de la cisterna con sus propias manos, un joven en Urbiés (Asturias) la completó y sigue viviendo en Urbiés (Asturias).

Gabriela dijo...

Ah, ¡miren y vean! Lo de la cisterna era por eso. Haberte conocido antes, Berto, la mala sangre y el presupuesto en plomería que me hubiera ahorrado.

Esto. Y ahora fuera de broma, lo de los ejercicios de relajación funciona. Son interesantes aquellos que pueden ir incorporandose hasta hacerlos inconcientes de modo de no pasarte la vida pendiente. Los de respiración sobre todo.

Y lo del Rosario, da fe una anticlerical militante como yo: una vez estuve internada por 30 días y un año sin caminar por un accidente en moto. Tuve dolores terribles y mucha angustia por la situación. En el hospital, en la cama al lado de la mía, una mujer que estaba bastante desmejorada rezaba el rosario casi de continuo y claramente la pasaba mucho mejor que yo, casi ausente de su estado real. Yo la envidié mucho y bastante, hasta que empecé a seguirle el tren y a entrar en estado con ella.
Es un buen ejercicio como cualquier ejercicio al que uno le pone criterio y decisión. Lo que no está muy bueno es ir por ahí rezando el rosario el santo día como una loca. Respirar es más disimulado. Y en todo caso, si es por no fumar y andar relajado...

Auriga dijo...

Menos impiedad y menos rodeos y empecemos, a ver Berto. Misterios dolorosos. Primer misterio, la oración de Jesús en el Huerto de los Olivos. Padre nuestro...

Además mietras se reza no se fuma. Y ahora son ya 20 misterios. Uséase que prepararse.

Berto dijo...

....santamaríamadredediosruegapornosotrosahorayenlahoradenuestramuerteamén puruburuburuburuburubúpurrurururururururu

Berto dijo...

Funciona, además tienes los dedos ocupados
....diostesalvemaríallenaeresdegraciaelseñoresburuburuburuburuburu...

lo malo es que la mano que queda libre la maneja el diablo

buruburuburuburububuruburu

Gabriela dijo...

¡No le estás poniendo voluntad, Berto! ¡Vos estás metido en la gran conspiración de los laboratorios contra el Vaticano!

Rianse lo que les parezca. Con Tabi vamos a seguir en la senda de la relajación.

Berto dijo...

Además el tabaco es una vía más corta para llegar a Dios, dicen que los fumadores llegamos mucho antes y sufriendo mucho más. Y de todos es sabido que la salvación pasa por el sacrificio.
Algunos, como la serpiente que ofrecía la fruta prohibida a nuestra amiga Coco, irán al infierno pero irán metidos en un cajón de pino porque se lo habrán gastado todo en fumar. Y los que vivamos más iremos a ofrecerle ramos de tabaco a su tumba y a hacernos fotos allí en bañador, será una parada divertida camino a nuestras vacaciones en Montecatini.

Berto dijo...

¿Alguien se apunta conmigo a los misterios gozosos?

La Taberna Fantasma dijo...

Uyyyy... qué penaaa... justamente los gozosos acabo de borrármelos del disco duro. Os dejo con el buruburu que estoy empollándome el procedimiento de apostasía y luego tengo media hora de meditación en zazen.

No sin antes, y cambiando de registro, dejaros esta noticia que me enseñó ayer Coco:

http://www.adn.es/ciudadanos/20080803/NWS-0286-hombre-ibiza-alta-asistencia-medica.html

Por si todavía alguien duda de cómo opera el engaño a la razón, aquí este joven ni se dio cuenta de que se moría y seguramente despacharía al 061 a la voz de "que no me pasa na, coño, que os piréis, que yo controlo". Y no era ningún niño.

Berto dijo...

Pues a mi quien me preocupa es el pobre del Samur que ahora estará viéndose acusado por no haber obligado al tipo a someterse a la ayuda. Porque seguro que lo que le están diciendo es que un tipo evidentemente bajo el efecto de las drogas no tiene capacidad de decisión. Asi que encima de todo le estará lloviendo un chaparrón de aupa.
Este es un dilema grave. Yo entiendo al del Samur, pero si hubiera sido mi hermana igual no lo entendería así de bien.
¿Tiene una persona bajo los efectos de una droga capacidad de decisión sobre el consumo de esa sustancia?
Nos quedaremos en la cosa práctica que es la que ayuda a dejar de fumar. Yo y sólo yo soy el responsable de mi rehabilitación.

Auriga dijo...

Berto, las manitas quietas.

Y aprended de Berto, hermanos. Berto nos dice: "Yo y sólo yo soy el responsable de mi rehabilitación"

Fijaos en lo crudo que se lo han puesto... y no pierde la sonrisa.

coco dijo...

El chico firmó el alta voluntaria, con lo que el SAMU tiene cubiertas las espaldas ante la ley.

Y Auriga, me uno al hermano Berto y "yo y sólo yo soy el responsable de mi rehabilitación" y no culparé a los demás aunque me chinchen.

Auriga dijo...

A ver, no os despistéis...
Ahora vienen las letanías lauretanas. Se responde ora pro nobis.

El que responda ora pro nobissssssss, Berto, se lleva un capón.

Pos fale...