jueves, 29 de enero de 2009

Isabel

Isabel nos deja un comentario en una entrada anterior que yo traigo a la portada, pues creo que su petición de ayuda merece un espacio propio.

Hola, no quisiera que desapareciese este blog pues me gustaria registrarme pero no se hacerlo. Me llamo Isabel tengo 42 años, un principio de enfisema pulmonar y dos niñas de 4 y 2 años..., en teoría he dejado de fumar para mi família, pero en el trabajo fumo, al principio el Zintabac me funciono pero poco después encendi el primer cigarrillo que aunque me supo a diablos y me maree no evitó que encendiera el próximo... no se que hacer, ahora la situación és peor porque cuando llego a casa ya no fumo y deseo que mi marido se vaya para encender un cigarrillo. Esta ansiedad me està creando un estado de nervios y tristeza y decepción que no se como superar..Isabel

16 comentarios:

La Taberna Fantasma dijo...

Hola Isabel. Este es un blog autoservicio que vivirá si es que alguien lo necesita y decide usarlo. Así que sírvete tú misma y si quieres registrarte para publicar entradas, mándame tu correo aquí y te autorizaré como autora. Cuestión de minutos.

Sobre tu situación, creo que has puesto todo el foco en la abstinencia física, que es la que se apoya en el Zyntabac. Pero al margen de esto, debes deshacer todo el constructo mental y las asociaciones psicológicas y de conducta que te has montado (tú y todxs nosotrxs) en torno al tabaco.

Por ejemplo, eso de dejar de fumar 'para tu familia'. Por altruista y generoso que te parezca, cuando eres una adicta eso no funciona. Así sólo conseguirás frustrarte, pues si no lo consigues pensarás que eres una mala madre o una persona sin voluntad.

Teniendo en cuenta que, según escribes, tienes un enfisema pulmonar, la primera razón para desengancharte es que la sustancia a la que eres adicta es venenosa para ti y te está matando, así que si no lo dejas te morirás por este motivo. Perdona que sea así de cruda, pero no te comerías un bocadillo de cianuro por mucha hambre que tuvieras, ¿verdad?

Creo que es importante entender claramente y en toda su dimensión por qué quieres desengancharte, pues de este modo tendrás las armas necesarias para defenderte de la ansiedad que provoca la abstinencia.

Haz el test de Fagerström que, aunque mejorable, es un buen test inicial y cuéntanos qué puntuación has obtenido.

A dejar de fumar se aprende como a todo, Isabel. Es cuestión de ponerse, ya verás. Y sí, a veces se aprenden cosas que no nos gustan de nosotrxs mismxs, como que somos unxs adictxs con todas las letras. Pero este es el primer paso para solucionar cualquier problema: identificarlo.

Haz el test. Un beso!

Gabriela dijo...

Hola a todos, hola Isabel.
Volví ayer de mis vacaciones en la playa y anduve leyendolos, pero sin escribir. Tenía muchísimas consideraciones para hacer acerca de los comentarios de Berto (te extrañé mucho, Berto) el consuelo ofrecido por LTF (menos mal que apareciste, m´hija, creía que te había sorprendido un misil paseando por Gaza) y la fría letra de ya sabemos quién. También quería contarles algunas anécdotas, casi, acerca del fumar y no después de nadar en el mar. Estuvo muy bien, pero muy bien, atravesar mi primer verano de excesos (el sol, el agua, las comidas, las caiprinhas, las caipiroskas, los frutos del mar, las fiestas bailantes con amigos, los pubs, el viaje con Ex Marido, etc etc)y sin tabaco. Todo muy bonito, muy bonito. Solo tuve dos momentos de ay, ay,ay.. que duraron la nada, y me dio pena ver gente fumando en la orilla. Pero una nocheeee, soñé que me peleaba con uno de mis hijos, y que nerviosa prendía un pucho, pero que sólo me daba cuenta de que lo había hecho cuando iba a terminarlo. Me desperté enojadísima conmigo misma por haber fumado, y demoré más de lo habitual en entender que había sido un mal sueño. Pensé mucho sobre qué mecanismo o trampa de la adicción es ese, y no lo comprendí, así que esperaba la sabiduría de ustedes para que me lo expliquen. Cumplí mis nueve meses, y feliz de no estar ensuciándome, pero se ve que allá en el fondo la cabeza va sola a veces.
En estas cosas andaba, pero al entrar hoy para contarles todo esto, me encuentro con el post de Isabel (gracias por traerlo Auriga) y me quedo pensando en otras cosas que estas que me gustaría decirte, Isabel. Bienvenida.

Gabriela dijo...

Isabel, además de lo que te dijo aquí La Taberna, con lo que acuerdo en casi un todo, yo quisiera decirte que además intentes hacerte un "autotest" para saber por qué estás haciéndote esto tan jodido a vos misma.
Parecerá un poco torpe, pero mi madre se suicidó cuando yo era muy joven, a mis 16, y mi padre murió de enficema muy prolongada, a sus 82 años, hace tres. Creo que no había comentado esto aquí en el blog, aunque seguramente sí lo hice uno a uno con otros amigos de por aquí, y la verdad es que la conjunción de tu enfermedad con tu actitud me removió algo - más que como ex fumadora - como ex hija, y por qué no, seguramente como madre. Quisiera que se entienda claramente que no es un juicio de valor sobre nada, sobre nadie lo que estoy diciendo. No sos mala madre, ni mala nada. Pero es realmente muy potente que fumes sabiendo que tus pulmones ya están deteriorados y que en todo caso es como dijo LTF un suicidio lento y penoso. Sin querer cargar tintas dramáticas ni nada que se parezca, es bueno saber que el suicidio sí es y también un acto de agresión hacia los demás. Todos los demás. Quizás de alguna manera creas o sientas que ya está todo perdido, y eso no es cierto. Estaría bien que te concentres en eso, en lo que podés hacer en lo que está sano. Y si tuvieras ayuda profesional en el plano emocional, mejor todavía.
Por lo demás, a mí me ayudó mucho el saber, el conocimiento acerca de los síntomas de la abstinencia para poder reconocer los estados de ánimo alterados e incluso prevenirlos. En ese punto todos los artículos que están aquí a disposición fueron útiles. Pero la experiencia y la claridad de Auriga y LTF, y la paciencia china y la calidez de Berto para compartir su aprendizaje fueron fudamentales. Ojalá te sean de ayuda a vos también, y aunque un poco torpe para empezar, contá conmigo para lo que mandes.
Bienvenida otra vez.

Gabriela dijo...

¿Vieron esto?
http://www.dejar-de-fumar.es/foros/weblog.php?w=1

La Taberna Fantasma dijo...

No, no lo vi porque me ha dado muchísima pereza... Ya le he comentado ese asunto a Joss (por si quieres verlo), y me da más pereza todavía comentarlo otra vez. Además, pa na.

Rebienvenida, wapa. Me alegra muchísimo que hayas tenido unas vacaciones tan estupendas y aún más pensándote en verano, ¡porque estoy del invierno hasta las mismísimas pelotas!

Gabriela dijo...

Bonita, tranquila con el invierno. ¡Si apenas te faltan 90 días! Cuando menos te eneteres andás de nuevo por Irlanda, y yo acá con el fueguito meta leña.
Yo también me aburrí de aquellos manifiestos, pero me sorprendió mucho cuando quise buscar un documento para Isabel en los foros. ¡Me impresionó! igual por lo que vi las últimas veces que entré, era una pobreza...
Gracias por la bienvenida y espero que tus cosas vayan mejor ¿Eh?

Isabel dijo...

No sé como agradeceros esta bienvenida tan cálida, no sabeis lo importante que és para mí este espacio donde puedo ser yo misma y compartir esta lucha que no acabo de ganar...grácias de verdad y de todo corazon a la T. Fantasma y a Gabriela por abrir su corazón F(mi madre, murió de fumar...)me anima mucho a intentar dejarlo mañana mismo Sábado (estoy con las niñas todo el dia, com mi marido iré a ver a mi padre)e intentaré no esconderme ni escaparme para fumar. El test a resultado catastrófico= 8 puntos. No sabeis el bien que haceis, grácias de nuevo y a partir de ahora compartiré con vosotros y sin mentiras todo lo que me está pasando con esta droga, de verdad muchas grácias. Isabel

La Taberna Fantasma dijo...

Uau...! Un ocho...! Bienvenida al mundo de lxs adictxs. Tarea para estos días: Asumir que eres una adicta y lo que esto implica.

1. La adicción al tabaco NO es un mal hábito ni un vicio, sino UNA ENFERMEDAD, por lo que debe ser abordada desde un punto de vista clínico. Imagina que tuvieses Hepatitis. ¿Acaso tratarías de curarte sola, acudiendo tan sólo a tu voluntad y a tus conocimientos generales no especializados en medicina? Pues esto es igual. Existen profesionales, tratamientos con y sin medicación, y todo tipo de protocolos para abordar esta enfermedad. Se trata de una dolencia que disminuye seriamente la calidad de vida a corto y medio plazo y desencadena enfermedades que provocan la muerte a medio y largo plazo. Es decir, que es mortal. Por suerte, es una enfermedad que tiene cura.

Así que nada de culpas ni de sentimientos de incapacidad para superar el problema, ni frustraciones ni decepciones. ¿Por qué hasta ahora no has podido curarte? Pues porque no sabías cómo, no porque seas mejor ni peor. Ala, me voy a comer, luego te cuento más cosas... beso!

Auriga dijo...

"Así que nada de culpas ni de sentimientos de incapacidad para superar el problema, ni frustraciones ni decepciones. ¿Por qué hasta ahora no has podido curarte? Pues porque no sabías cómo, no porque seas mejor ni peor. Ala, me voy a comer, luego te cuento más cosas... beso!"

Lo ha dicho todo...

Bueno, lo de comer no era necesario, pero ella siempre lo arregla así.

Isabel. Eres un adicta a la nicotina con un principio de enfisema pulmonar. O sea, estás como yo.

Dejar de fumar crea un estado de tensión muy fuerte, y si lo complicas con la culpabilidad y escondiéndote del mundo para fumar "solo un cigarrito" no vas a llegar a ningún sitio.

Sé sincera contigo y pon las cartas boca arriba para ti y para todos los que te rodean. Si recaes, dilo. Luego búscate cien motivos que te ayuden a dejar de fuamr y utilizalos en las tentaciones. Estas serán fuertes, pero duran poco, intenta pasarlas con ayudas y no dudes de pedir ayuda a los tuyos.

Si no fumas, el enfisema se detendrá, si sigues fumando continuará... esto son lentejas... Tú decides.

Gabriela dijo...

Tabi, pasarse 24 hs comiendo es mucho. Aún cuando el causante del sobrepeso sea el mal funcionamiento de la tiroides, un día entero comiendo es mucho. Queda dicho.

Isabel, qué bueno que te tomes tiempo para reflecionar sobre estas cosas fuera de tu casa y en fin de semana. Contanos cuando vuelvas el domigo cómo te ha ido.

Gabriela dijo...

Tabi, pasarse 24 hs comiendo es mucho. Aún cuando el causante del sobrepeso sea el mal funcionamiento de la tiroides, un día entero comiendo es mucho. Queda dicho.

Isabel, qué bueno que te tomes tiempo para reflecionar sobre estas cosas fuera de tu casa y en fin de semana. Contanos cuando vuelvas el domigo cómo te ha ido.

La Taberna Fantasma dijo...

¿La tiroides? Ya quisiera yo. Que me recetasen una pastillita y quedarme como una sílfide, jajaj... pero no, hija, no. A mí la tiroides me funciona estupendamente. Así que he ido al gordólogo y me he puesto a dieta, una dieta un poco rara porque no puedo pasar más de dos horas sin comer (como en lapsos de una a dos horas), así que tienes razón en que me paso el día comiendo. Pero no voy a discutir nada de nada, pues le pago a este Sr. para que piense por mí y me libere de ese trabajo. Yo ni siquiera me peso, me limito a cumplir la dieta y no sabes lo bien que sienta delegar un cuadrito de tu vida en alguien. Qué descanso, por diossss... Si lo hubiese sabido antes, habría contratado a alguien que fumase por mí...

berto dijo...

Vaya! que me había despistado yo, tan ocupado como ando en mis pequeñas estupidancias.
Hola a todos en especial a Isabel.
Bueno, pues llego tarde pero a tiempo de darte la enhorabuena porque ya has vuelto a dejar de fumar y has buscado ayuda que te comprometa delante de tí misma.
Yo estoy con Auriga, fumar a escondidas es peor porque te sientes culpable y eso apesta más que las colillas.
Si uno quiere de verdad curarse del tabaquismo tiene que olvidarse de quedar bien y de divino. Si uno quiere mantener las creencias y las actitudes de antes más vale no perder el tiempo y la energía y seguir fumando.
El tabaco es una mierda y dejar de fumar es una putada. Pero no dejar de fumar es más putada todavía y si encima tienes a ese siniestro señor de negro apuntándote con una escopeta pues mejor me lo pones.
Ahora yo prefiero pegarme un tiro en el paladar que esas cosas que no me atrevo ni a nombrar que pasan si uno sigue dale que te pego.
Yo hablo en primera persona, conste, pero el miedo no es una sensación constructiva y por eso no creo que sirva para mucho. Yo creo más en analizarse y buscarse los puntos flojos para que no entre agua y se nos vaya el barco a pique.
Yo llevo casi diez meses y casi te digo que más espectacular que haber dejado de fumar es la capacidad que he desarrollado para entenderme, para saber cómo y cuando y por qué me engaño a mi mismo. Eso es lo que me ha funcionado, el mono físico hoy por hoy y con los medicamentos que hay, con los chicles o con los parches ni se siente. El importante es el otro, el que hace que estés a punto de encender un cigarrillo cuando tú has decidido libremente dejar de fumar. Cómo hace tu cerebro para convencerte que ese cigarro no es importante y cómo tu prefieres hacerlo sabiendo que con eso te cargas el compromiso contigo misma. Eso es lo que uno tiene que descubrir, eso que la gente llama tener voluntad no es nada más que tratarte a ti mismo como tratarías a tus hijas si las ves meterse una maquinilla de afeitar en la boca.
Dejar de fumar se puede y es hasta placentero en muchos momentos pero si no piensas hacer reforma en tu casa y con cambiar las cortinas te vale vete al estanco más cercano y comprate un cartón de tu marca favorita.

Gabriela dijo...

Entonces, Isabel...¿Seguiste fumando? ¿Seguís pensando en dejarlo? ¿Estás dejándolo? Ey..Isabel...

La Taberna Fantasma dijo...

Jajajaja... Gabi, estás deseando que reaparezca Isabel para tener excusa para continuar... Creo que esto es señal inequívoca de que ya no tenemos tema (o al menos yo) o que no necesitamos este lugar para nosotrxs mismxs sino para echarle un cable a otrxs. Y yo tampoco tengo esa necesidad, vamos, que si alguien requiere un consejillo yo encantada de ayudar pero si no es así, pues nada...

Gabriela dijo...

Ja!...Es verdad. Abrite otro blog de temas generales, linda. ¡Que los extraño! Me hacen reír mucho. En cualquier momento finjo una recaída.
Pero no seas mala (taaan mala), también me interesa el pedido de Isabel, y sabés que soy chimona, y quiero saber cómo terminó el fin de semana en familia.....