martes, 29 de julio de 2008

Si tu pareja enciende un cigarrillo en casa, ¿es lícito amenazarla con el cuchillo de trocear el pollo?

No, no lo es; pero soltará la frasecita "desde que has dejado de fumar estás histérica (o histérico, según proceda)" y se marchará dando un portazo a ver el fútbol al bar si es varón, a tomarse un copazo con una amiga si es mujer. Con lo cual te puedes quedar sentado o sentada (también según proceda) en el sofá a tus anchas y con el mando a distancia para ti solo o sola (ídem).

Ten el cuchillo afilado, y vigila el mando a distancia, porque a la segunda vez se lo llevará para fastidiar.

25 comentarios:

La Taberna Fantasma dijo...

No sé, no lo veo claro. Cosa distinta es cuando ante la increpación "podrías refrenarte un poco, querido (o querida), que estoy dejando de fumar" él (o ella) contesta "querida (idem), dejar de fumar es tu elección y responsabilidad y no es adulto por tu parte cargarme a mí con el mochuelo(o la lechuza) de tus elecciones", dicho con sonrisa socarrona flotante en nube de humo. Entiendo que en este caso estaría justificada la quema indiscriminada de los atesorados vinilos del cónyuge(o pareja en análoga relación de afectividad) así como la confesión de nuestros más oscuros pensamientos sobre su progenitora(o progenitor). Total, se va a ir de casa igualmente y nos ahorramos la denuncia por maltrato que nos alejaría del anhelado y bien merecido sofá.

Berto dijo...

Yo tendría cuidado, la conjunción sangre-sofá no suele dar muy buenos resultados.
Si tu pareja o parejo fuma cuando estás dejándolo lo mejor es entretener tu mente en cómo hacerle la vida ligeramente amarga, es lo que se llama la técnica del retorcimiento de colmillo o de saña secreta. Recuerda que el verdadero objetivo no es que él deje de fumar es que te sientas satisfecho o satisfecha y luego tener el regocijo de compartirlo con tus amigos en proceso de curación.
La alegría es sana, la maldad rejuvenece.

Auriga dijo...

Me refería únicamente a un par de cuchilladas, no a ensañarse con los vinilos del (o de la) pobre. Lo uno se soluciona con un par de esparadrapos, lo otro, será causa de su llanto mientras viva.
Es interesante investigar si cuando gimotea el susodicho o susodicha, fuma. Si es que no, la solución es buena, y se puede echar mano de las palomas incendiarias esas que andan revoloteando por ahí. Si con todo este contubernio judeomasónico, arde la casa, se puede aprovechar para meter a la suegra dentro para el caso de que también la cubra el seguro. Si no tiene seguro cubresuegras, métala también pero diga que era un sofá-cama de piel de vaca-burra insoportable

Para seguir siendo consecuente, tampoco permita a los bomberos que fumen.

Si fuma cuando gimotea, basta con aplicar el sistema del comentario del señor anterior que ya iba siendo hora de que apareciese, que mosca nos tenía. Y pegue directamente fuego a la suegra sin tantos remilgos.

Auriga dijo...

Un ejemplo de saña secreta de la que dice nuestro amigo Berto, sería, por un poner, lo siguiente:
Si es el caso de que eres una mujer absolutamente liberada y por ello trabajas 50 horas a la semana y arreas con la limpieza de toda la casa y la fabricación de comidas (porque si no “estopareceríaunapocilga” cosa que él sabe que no soportas y de lo que, por tanto, se aprovecha). Pues bien, el sábado, cuando él está con la cervecita fumándose unos cigarritos mientras piensa que te liberas cocinando, te acercas y le dices: a que te apetecerían ahora unos filetitos así con unos ajitos muy picaditos muy picaditos y con una salsita rica muy rica de esa que tardo toda la mañana en hacerla, a qué sí? Pos no hay, hala, porque como veo que disfrutas más llenando la casa de humo, me los he comido yo, y ahora me voy al gimnasio y luego a la pelu a teñirme las raíces quemiracomolastengo.

Es un poner.

Berto dijo...

O vuelves del supermercado con toooodo lo necesario para tí, incluidos caramelos, galletitas, bitter kasssssesss... y vaya, qué rabia, se te olvidó precisamente su cerveza. Con el calor calor que hace y lo bien que le sentaría.

Lanya dijo...

Jolin, que miedito que me dais.... es que yo.... ahora he cambiado de papel, pero hasta no hace tanto era la egoista que fumaba en casa, pese a que mi parejo (jejeje cómo me ha gustado) se mordía los dedos por haber aniquilado ya sus uñas porque estaba dejando de fumar...... menos mal que no os conocía........ hubierais sido capaces de decirle estas cosas....... ¡y él hubiera sido capaz de ponerlas en práctica!........ no se si podré dormir esta noche.........

Berto dijo...

Todos tenemos un pasado turbio, precisamente por eso no nos sacamos los trapos sucios. Eras una adicta y por eso hacías esas cosas, ahora eres una superviviente y eso puede añadir un poco de cinismo a la rutina. El cinismo es una actividad muy lúdica.
Por otra parte si tu poso judeocatólico te hace sentir culpable siempre puedes pensar que ser fumadora pasiva entraña grandes riesgos de contraer cancer de pulmón. Asi que además de obligarles a abrir la ventana en invierno y comprarte un visón para ver la tele cómodamente siempre puedes hacerle sentir una mierda pinchada en un palo por jugar con tu salud.

Berto dijo...

Y se me acaba de ocurrir la mejor de todas. Si tu cónyuge o cónyuja sigue fumando oblígale a contratar un seguro de vida para que en el caso de morir de cáncer te quede una gran fortuna para malgastar en cruceros con jóvenes y jóvenas, según lo que más le duela. Dile que el dinero te ayudará a superar su pérdida.
Pero no lo digas en broma. Aparece con los papeles preparados que asusta más.

Auriga dijo...

Bien, bien, bien... Por lo que veo es de la opinión general que el parejo o la pareja puede seguir fumando en la casa por aquello de la libertad de expresión; pero su maldad no puede quedar impune...

Berto dijo...

Hombre yo no le impediría fumar en casa porque quizá el que acabara en la calle fuera yo. Recordemos que estamos hablando con adictos. En el caso de que no me viera sentado en el felpudo es posible que la parte contraria en la contienda decidiera hacerme volver a fumar y eso no parece augurar un buen final.
Yo abogo por un contagio por ósmosis. Los procedimientos no dolorosos son los mas efectivos.

La Taberna Fantasma dijo...

En cualquier caso, nens, no olvidemos que cada uno de nosotros es responsable de sus acciones. No recaer es responsabilidad mía con independencia de que mi pareja fume o no fume. En mi casa se fuma, pero no me preguntéis cómo lo hace mi santo porque yo no me entero. No sé dónde están los ceniceros y rara vez me encuentro su tabaco. Además, si vamos a seguir con él o ella, cuanto antes nos acostumbremos a que fuma mejor. Y sí, Auri, es muchísimo peor que se ponga ciego de huevos fritos con patatas en mi presencia. Snif... qué desgraciadita soy y qué poquito me quejo, madre...

Brujilla dijo...

¿Vosotros ya erais así de pequeños? aamos, que lo que quiero decir es que si esta mala leche es innata o es un efecto secundario por dejar de fumar?

Mi parejo ha dejado de fumar y siéndo sincera para mi ha sido de gran ayuda.
De momento no he conseguido que deje de comer y en vistas de que esto va a ser un poco difícil...he cambiado de táctica; me dedico a cebarlo como si del pavo de navidad se tratase. De momento se va encontrando alguno de los kilos que voy perdiendo yo...joer, no voy a ser la única gorda¡¡¡

Auriga dijo...

Pues mira, Lataber, me has dado una idea que soluciona las dos cosas a la vez: que el parejo fume y que se ponga a zampar bollos sin control.

Según se pone delante el plato con los huevos fritos con patatas fritas tan rico tan rico, le vuelcas encima el cenicero con sus ultimas colillas; al tiempo que con una sonrisa perverso-lujuriosa a lo Bette Davis le dices: "como te va a saber igual, me ahorro llevar el cenicero hasta la basura... No te importa ¿verdad, quiriiido?

La versión masculina consiste en volcar el cenicero aún con cenizas encendidas sobre el vestido nuevo que va a ponerse para ser la envidia de todas sus amigas íntimas. La frase con cara de Rett Butler es "¡Oh! lo siento; pero bueno, como al final hubieras acabado quemándolo tú con tus apestososo cigarrillos, no te importa ¿verdad querida?"

PS. De pequeños, Brujilla, eramos incluso peores. Pero tú vas a la zaga, porque todos sabemos qué se acaba haciendo con el pavo de Navidad...

Berto dijo...

Me gusta tu sugerencia Auriga, creo que además un cambio de decoración incluyendo grandes ampliaciones de visceras destrozadas por el alquitrán, que tú cuelgas con el pretexto de que te ayudan a mantenerte sin fumar (con que no las mires ya está resuelto) pueden causar un efecto sobrecogedor.
También puedes pactar un área de fumadores, como el baño y ya no te digo que puedes hacer justo antes de servir el café en la mesa...
Estoy con Auriga que Brujita con su plan de engorda a tu marido para mantener la misma proporción que cuando no fumabas, es mucho más cruel.

La Taberna Fantasma dijo...

Qué imagen estamos dando, po dió, po dió...

Berto dijo...

Si, tienes razón Latabita, tenemos que ser más comprensivos y mucho más humanos con nuestros semejantes para que de esa paz en nuestros hogares surja un renacer del espíritu de la naturaleza y la concordia.
Los sentimientos optimistas y las energías positivas invadirán nuestras vidas y la conjunción Venus Marte en la cuarta casa favorecerá los encuentros entre los no fumadores y los que aún lo son pero siempre en un ambiente de amistad y compromiso de contruir un futuro feliz y con olor a Ajax Pino.

Auriga dijo...

Y la música, Berto, no te olvides de la música.

Según entra esa humanidad fumadoras en tu casa enchufas a todo volumen aquello tan bonito de "¡Viva la gente!, la hay donde quiera que vas.." y agitas los brazos en el aire llevando gustoso el ritmo... Si nadie te ha arreado dos bofetadas bien dadas después de pisotearte, puedes continuar con aquello del "De qué color es la piel de Dios..." Esta vez agitando las piernas plan Can-Can

Berto dijo...

Qué fuerte, yo creo que este chico no me está tomando en serio. Mira, tío, yo te respeto a tí y tú me respetas a mí.
Ya te dije de que si no te gusta alguien con ignorarlo ya está super resuelto.
VIVAMOS TODOS EN PAZ
POR UN FORO SIN GILIPOLLAS.

La Taberna Fantasma dijo...

Queridos compañeros, haya paz entre los adictos. Rememoremos el pasaje "La batalla de la rolloguasca" en el que nuestro entonces Admin, bien recordado sea por siempre, nos enseñó cuán profundo y recíproco ha de ser el respeto y el amor por nuestros co-foreros y co-blogueros. Podéis pues caeros a guantadas o chancletazos, siempre desde el cariño, pero no digáis culo, no sea que se entere el Admin.

Mafi dijo...

Pues no sé porqué discutís porque para mí está claro. Si yo pago la hipoteca en esta casa no fuma ni-dios-cristo. Y si la pagas tú .... ejem ... si fumas es porque no me quieres.

Bueno ... qué ... no me miréis así. El chantaje emocional es lo último que me queda!!!!!!

Gabriela dijo...

Los quiero por todo.
Es la primera vez en años de años que me siento feliz, reconfortada y orgullosa de ser -además de una ex fumadora- técnicamente incapaz de convivir con una pareja. Gracias amigos. Falta que me baje esos kilitos, y mi vida será realmente perfecta....

Berto dijo...

Parece ser que mi post puede haber sido tomado al pie de la letra. Nada más lejos de mi intención, únicamente parodiaba este tipo de foreros que con discursos supuestamente pacifistas agreden a otros compañeros.
Tengo en altísima estima a todos y cada uno de los autores que escriben en este blog y por descontado a cualquiera que pueda estar leyéndolo.

Lanya dijo...

¡¡¡Bah!!! entonces ¿no va a haber sangre? pfff ahora que se ponía esto ineteresante, pos me voy a otra entrada.

Auriga dijo...

No olvides. Lanya, que el Hipnoterapeuta Berto, tiene más de 25 años como investigador de la mente y el pensamiento; además de ser pionero en difundir y aplicar la técnica de Hipnosis en Alfa, y en desarrollar la facultad de transmitir y recibir información a través de la mente, por las ondas electromagnéticas que son generadas por el ser humano.

Y además hace maravillas con el crochet y el encaje de bolillo

Berto dijo...

Además de las ondas electromagnéticas emitidas por el ser humano, puedo interpretar las del micro-ondas, que sólo se pueden leer al psicomicroscopio. Esta habilidad la he desarrollado tras muchos años de descongelación de comestrajos.
Además del encaje de bolillos hago flores con miga de pan y pirograbado.